Museum Security Network

Tras la pista de ‘los Ptolomeos’ que robaron en la Biblioteca

Los hechos tuvieron lugar el 28 de julio. La Guardia Civil estrecha el cerco al presunto ladrón

Tras la pista de ‘los Ptolomeos’ que robaron en la Biblioteca

HOY. REGIÓN
Confirmado. Se trata de dos mapas plegables de la edición incunable “Geografía y Atlas” de Ptolomeo, fechada en 1531. El robo tenía lugar en la Biblioteca de Castilla-La Mancha, con sede en el Alcázar de Toledo, el pasado día 28 de julio. El Día de Toledo tenía conocimiento de los hechos dos días después, el 30 de julio, pero es ahora cuando podemos relatar este expolio de nuestro patrimonio cultural que llega incluso a tener ramificaciones internacionales.

Tanto es así que la operación para detener a este ladrón de “guante blanco” lleva abierta dos años y en ella interviene hasta la misma Interpol. En España es la Unidad Central Operativa de Patrimonio de la Guardia Civil, con sede en Madrid, la que está trabajando tanto en la recuperación de los documentos sustraídos como en la detención del presunto o presuntos expoliadores. Y es que, según fuentes cercanas al caso, el robo que se ha cometido en la Biblioteca de Toledo no es el único. También han desaparecido en los últimos tiempos  mapas de Ptolomeo de otras ediciones incunables guardadas en la Biblioteca de El Escorial, en  la de Castilla y León, en la Biblioteca Universitaria de Salamanca y en la Colombina de Sevilla. Es precisamente el juez de El Escorial el encargado de esclarecer esta trama en la que también se ha visto envuelta nuestra Comunidad Autónoma. Aunque, ha sido el robo cometido en Toledo el que más frutos ha dado a los investigadores, gracias a la rapidez y la actuación desarrollada desde la Administración regional. Una investigación, que este diario tampoco ha querido entorpecer en aras de las responsabilidad y que podría ofrecer resultados en próximas fechas.

Ha sido en Toledo donde más cerca ha estado la Guardia Civil de este ladrón, que utiliza varias identidades para acceder a los fondos bibliográficos y cuyo aspecto y formas de actuar no levanta sospechas. En esta ocasión, sin embargo, no contaba con una funcionaria que actuó de inmediato en base a una “sensación extraña” que la llevó a pensar que algo no funcionaba bien.

Fue ese “olfato bibliotecario” el que la llevó a dar la voz de alarma y tras comprobar la sustracción se presentó la correspondiente denuncia. En pocas horas la Unidad de Patrimonio de la Guardia Civil se presentaba en la Biblioteca. Habían desaparecido dos mapas plegables de Ptolemeo, pero también el ladrón.

La inmediatez con la que se produjeron los hechos facilitó a lo agentes seguirle la pista. En otros casos el robo de este tipo de documentos históricos no se detecta al instante; ya que, pueden pasar semanas e incluso meses. Sin embargo, los controles que se realizan en la Biblioteca de Toledo y la audacia de esta funcionaria han permitido a los agentes acercarse más a este falso investigador, hasta el punto de tenerlo vigilado muy de cerca. Aún así no se ha podido proceder a su detención, al menos hasta el día de ayer. Y es que cabe la posibilidad de que no actúe solo y de ahí la necesidad de actuar con prudencia. El principal objetivo es que los mapas no salgan del país a través del mercado negro.

http://www.eldiadeciudadreal.com/noticia.php/15620

Leave a Reply

%d bloggers like this: