Museum Security Network

Interpol recuperó en Avellaneda un cuadro de Monet valuado en u$s 2 millones – Ambito.com

Interpol recuperó en Avellaneda un cuadro de Monet valuado en u$s 2 millones – Ambito.com.

Cuatro valiosos cuadros que habían sido robados en 1999, entre ellos
uno de Monet valuado en dos millones de dólares, fueron recuperados en
un departamento de la localidad bonaerense de Avellaneda y la única
acusada es la ex mujer de un coleccionista que los habría sustraído
como “botín” de la separación.

Fuentes policiales informaron que las obras de arte, todas de pintores
franceses, estaban escondidas en el placard de la propiedad, dentro de
un archivador de planos, y se encontraban bien conservadas.

Los cuadros recuperados son “La Maison de Yerres” (La casa de Yerres)
de Claude Monet (1840-1926) y “Nu Dans un Atelier d`ami” (Un desnudo
en el taller de un amigo) de Albert Marquet (1875-1947).

También “Gelee Blanche en ile de France” (Helada blanca en una isla de
Francia) de Jean-Baptiste Armand Guillaumin (1841-1927) y “Antibes les
Fortifications” (Antibes, las fortificaciones) del autor Eugene Louis
Boudin (1824-1898).

Si bien hace nueve años que las obras de arte son buscadas por
Interpol, la mujer no fue detenida, pero está identificada y quedó a
disposición de la jueza de instrucción porteña María Fontbona de
Pombo.

El procedimiento de recuperación de los cuadros fue realizado por
personal de la sección Centro Nacional de Protección del Patrimonio
Cultural de Interpol de la Policía Federal y efectivos bonaerenses de
la Departamental de Investigaciones (DDI) Lomas de Zamora.

El hecho comenzó el 20 de septiembre de 1999, cuando un coleccionista
argentino de arte europeo que vivía en el barrio porteño de Palermo
denunció que su concubina, de la que se había separado, se había
llevado siete cuadros, explicó a Télam el subcomisario Marcelo El
Haibe, de Interpol Argentina.

Al parecer, la mujer sustrajo siete cuadros de la colección personal
de su pareja en el marco de las discusiones que precedieron a la
separación, entre ellos uno de Pablo Picasso que se cree que fue
vendido y otros dos que todavía no fueron hallados.

En 2002, los cuadros robados fueron publicados por Interpol para que
no pudieran ser comercializados en el mercado, al tiempo que empezó
una batalla legal entre la pareja respecto de sus bienes, entre ellos
estas obras.

“La mujer primero negaba que hubiese robado los cuadros, después dijo
que los tenía, pero que eran de ella. Ahora se definirá su situación”,
dijo a Télam El Haibe, quien recordó que la acusada primero estuvo a
disposición de la Justicia pero luego cambiaba de domicilio cada tres
meses, aproximadamente.

Recientemente, el coleccionista damnificado publicó un aviso con
ofrecimiento de recompensa en los principales diarios del país para
quien aportara datos sobre las pinturas y aparecieron algunos
informantes falsos y otros verdaderos.

Finalmente, la jueza Fontbona de Pombo ordenó que se allanara un
departamento situado a una cuadra de la plaza principal de Avellaneda
y los efectivos de Interpol hicieron el operativo.

Los policías revisaron todo el departamento y finalmente encontraron
los cuadros bien escondidos dentro de un “planero”, que a su vez
estaba en un placard de una de las habitaciones.

Las pinturas estaban incluidas en las bases de datos de Interpol sobre
obras de arte robadas, con su correspondiente descripción y fotografía
a fin de acotar su comercialización en el mercado del arte.

Ahora resta hallar otros dos cuadros sustraidos al coleccionista, uno
del francés Edgar Degas (1834-1917) y otro del holandés Johan
Jongkind.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.