Museum Security Network

INAH busca 33 piezas de arte sacro robadas | Milenio.com

Pachuca.- El arte sacro en Hidalgo se encuentra vulnerable a los robos, pero para tratar de evitarlos el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) realiza labores de sensibilización con los encargados de las distintas parroquias para que cuiden el patrimonio histórico del estado, afirmó Miguel Ángel Caraveo Chávez, delegado estatal de la dependencia federal.

“El arte sacro es vulnerable porque las piezas son intervenidas malamente al momento del hurto, por eso cuando son recuperadas se mandan a la escuela de restauración del instituto, porque a veces agregan elementos ajenos para que no sean identificadas”, afirmó.

Lo anterior, en referencia a las piezas fueron recuperadas por la Procuraduría General de la República (PGR) y que serán devueltas a dos capillas de la entidad: la de San Mateo Ixcuincuitlapilco, ubicada en la comunidad del mismo nombre, en el municipio de San Agustín Tlaxiaca; y en la Capilla de Santa Matilde, en Pachuca.

El delegado del INAH refirió que las obras de caballete denominadas Adoración de los Reyes Magos y Nacimiento de la Virgen corresponden al siglo 18 y principios del 19, las cuales fueron sustraídas de la Capilla de Santa Matilde en septiembre de 2008. Estas dos obras fueron recuperadas durante un cateo realizado en febrero de 2010 en una galería localizada en Tlaquepaque, Jalisco.

Referente a la capilla en San Agustín Tlaxiaca, ahí pertenece El Cristo del perdón, que fue hurtado junto con otros bienes en julio de 2009, comentó que personal del INAH ubicó la pieza vía internet, en la galería arriba referida, por lo cual dio aviso a la Coordinación Nacional de Asuntos Jurídicos del instituto y se logró la recuperación durante la primavera del año pasado.

Caraveo Chávez dio a conocer que la entrega de las piezas recuperadas se realizará en días próximos, en cuanto la Unidad Especializada en Investigación de Delitos contra el Ambiente y Previstos en Leyes Especiales (Ueidaple) informe sobre el procedimiento de entrega física. Solamente la capilla en San Agustín Tlaxiaca recibió su “Cristo del perdón”, para lo cual se pidió el apoyo a fin de localizar al encargado del sitio, Trinidad Francisco Vázquez.

Con relación a la manera de trabajar en conjunto con instituciones de seguridad pública para recuperar arte sacro sustraído de sitios religiosos, Miguel Ángel Caraveo Chávez dijo que al tener conocimiento de un robo donde se tenga el carácter de monumento histórico, primero se trata de obtener información sobre los bienes hurtados, principalmente fotografías, para presentar la denuncia correspondiente.

Además, cuando está hecha la denuncia y se tienen datos del material robado, se avisa a la Coordinación Nacional de Asuntos Jurídicos del instituto para que ésta dé aviso a la Interpol del robo y se inicie una búsqueda desde su unidad de inteligencia, por si la pieza corre peligro de salir de México o ya se encuentra en otro país.

También se solicita el apoyo del INAH en caso de que se localice una pieza, para que se dictamine si ésta es la robada, esto al considerar el hecho de que los traficantes realizan modificaciones a la obra original con el propósito de que no pueda ser identificada. En tal caso, los especialistas realizan los estudios correspondientes para dictaminar si las piezas encontradas corresponden con las robadas.

Según Miguel Caraveo, las medidas emprendidas por el instituto que representa para prevenir el hurto de material histórico consiste en realizar recomendaciones a los encargados de templos para que se refuercen las medidas de seguridad en los sitios bajo su resguardo, esto al considerar que ellos son los encargados de esos sitios religiosos.

Capilla de Santa Matilde en Pachuca.
Comentó que en nuestra entidad, se tiene el registro de que desde el año 2009 a la fecha se encuentran desaparecidas 33 piezas de arte sacro, de las cuales 14 son esculturas, 15 son lienzos, dos más son relieves, una custodia y otra más es una cruz de madera.

Consideró que es muy importante realizar un inventario con fotografías el cual registre cada una de las piezas, al recordar el suceso del año pasado en el municipio de San Salvador, donde vaciaron la capilla y no se tenía información de cuántos ejemplares se llevaron por falta de un inventario, aunque se estimó que fueron cerca de 10.

“Sin embargo, en la mayoría de los municipios existe la conciencia de los encargados de los conventos de tener un inventario y sus fotografías, lo cual nos permite presentarlas ante la Procuraduría General de la República y hacer la denuncia, a fin de intervenir en las indagatorias aportando elementos”, refirió al delegado del INAH en Hidalgo.

Agregó que existe un seguro del instituto para proteger las imágenes, piezas y objetos que se encuentren dentro de los templos: “Lo que se hace es la gestión donde se notifica el robo para que libere un recurso, pero esto (el arte sacro) no tiene un valor al ser una obra de arte, pero se trata de buscar una cifra cercana para remediar el daño”.

Asimismo, aseguró que algunos encargados de templos han solicitado asesoría para la instalación de equipo de vigilancia, sobre todo los que tuvieron la experiencia de robos en sus recintos.

En su opinión, el robo de arte sacro es una acción que daña el patrimonio que pertenece a todos los mexicanos, “yo creo que tenemos la obligación de protegerlo. Hemos investigado que la gente que comete hurto se lleva las piezas para el extranjero: no lo hacen por destruir, sino para comerciar”.

Además, resaltó el hecho de que existen en Hidalgo instituciones como el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes los cuales generan programas de inventarios, al insistir con las iglesias para que cada una tenga su catálogo con fotografías, a fin de favorecer la recuperación en caso de robo.

Las obras mencionadas fueron sustraídas ilegalmente de diversas partes de Hidalgo y recuperadas el año pasado como resultado del trabajo de investigación realizado por la PGR.

Claves

Blindaje

• En Hidalgo se tiene el registro de que desde el año 2009 a la fecha se encuentran desaparecidas 33 piezas de arte sacro.

• El INAH consideró que es muy importante realizar un inventario con fotografías en cada uno de los templos que posee arte sacro antiguo, para que se registre a cada una de las piezas y se puedan buscar en caso de ser robadas.

• Sobre los ejemplares recuperados, se llevaron a cabo estudios, mediante el uso de fotografía UV, rayos infrarrojos, rayos X, difracción de FRX, así como la revisión de información contenida en las bases de datos de las piezas robadas.

• A partir de esta labor se determinaron los procedimientos de conservación y restauración que deben recibir las obras.

Diego Castillo Quintero

via:

INAH busca 33 piezas de arte sacro robadas | Milenio.com.

Leave a Reply

%d bloggers like this: