Museum Security Network

Coleccionistas, víctimas de la contradicción en las leyes, defiende el galerista. Incautan en Francia un lote de 31 piezas arqueológicas mexicanas

■ La casa Binoche de París iba a subastar objetos precolombinos de Guerrero, Colima y Nayarit

■ La medida sienta precedente para que no se ofrezca patrimonio cultural, destaca el INAH

Estas son algunas de las piezas precolombinas procedentes de México que fueron incautadas cautelarmente por las autoridades de Francia
Foto: tomadas del catálogo de ventas de la página web de la casa de subastas Binoche Reanaud Giguello y Asociados

Images:
http://www.jornada.unam.mx/2008/12/19/index.php?section=cultura&article=a04n1cul

Un lote de 31 piezas arqueológicas mexicanas fue incautado ayer por autoridades francesas a solicitud del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), lo cual sienta un precedente para que las casas de subastas alrededor del mundo eviten comercializar con el patrimonio cultural de México.

El decomiso de los objetos prehispánicos fue realizado antes de que fueran subastados en la galería Binoche Reanaud Giguello y Asociados, con sede en París.

En el catálogo de ventas de la casa Binoche se detallan piezas precolombinas procedentes de Guerrero, Colima, Nayarit, además de las culturas maya y teotihuacana.

Se observan figuras antropomorfas de piedra verde y gris, además de una máscara funeraria y una figura femenina, ambas chontales; también se ofrece un hacha antropomorfa, una máscara funeraria teotihuacana, un pectoral mixteco y una escultura maya con la representación de un presunto dignatario, entre otras. Los precios de las piezas prehispánicas oscilaban entre 400 y 12 mil euros.

Benito Taibo, coordinador Nacional de Difusión del INAH, celebró la recuperación de las piezas arqueológicas y la colaboración binacional que permitió el aseguramiento del lote precolombino.

Las autoridades francesas, prosiguió el vocero del INAH, “tienen la pista y habrán de determinar lo concerniente a este lote arqueológico en los próximos meses, y es importante porque esta recuperación sienta un precedente para que las casas de subastas del mundo no ofrezcan patrimonio cultural mexicano que es propiedad de la nación.

“Por ello, el gobierno de México refrenda su decisión de utilizar los instrumentos jurídicos de los cuales dispone en Francia para lograr la restitución de los referidos objetos prehispánicos.”

La incautación cautelar se originó tras la solicitud hecha por el gobierno mexicano ante los ministerios franceses de Relaciones Exteriores y de Justicia, fundamentada en un dictamen preliminar elaborado por el INAH.

De esta forma, el gobierno mexicano, en colaboración con las autoridades francesas, concretó por segunda vez en menos de tres meses otra incautación de bienes arqueológicos.

Cabe mencionar que el pasado 12 de septiembre la justicia francesa procedió a embargar cautelarmente dos lotes de 77 y 8 piezas, respectivamente, que iban a ser subastados por las galerías Binoche SARL y Reanaud-Giguello y Asociados, así como por Pierre Bergé y Asociados.

También en julio pasado destacó la localización, incautación e identificación de la Colección Patterson en Alemania, integrada por más de mil 800 piezas precolombinas, fruto de presunto expolio y tráfico ilegal.

Entonces, el área jurídica del INAH afirmó que se realizaban gestiones para recuperar mil 411 piezas arqueológicas y mil 49 históricas (virreinales) que se encuentran en el extranjero y en México, de las cuales se han recibido las denuncias correspondientes, que la autoridad sigue mediante 435 averiguaciones previas.

En marzo, elementos de la Agencia Federal de Investigación detuvieron a dos personas en el aeropuerto internacional de Mérida Manuel Crecencio Rejón, cuando intentaban sacar del país dos valiosas piezas de la civilización maya, del periodo clásico tardío (600-1000 dC).

Desde 1827, la legislación mexicana prohíbe de manera explícita la exportación de bienes arqueológicos sin previa autorización.

Asimismo, plantea el INAH, el artículo 27 de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, estipula que dichos objetos son propiedad inalienable e imprescriptible de la nación.

Además, la legislación mexicana establece que los objetos que pertenecen al patrimonio arqueológico de la nación no pueden ser utilizados con fines comerciales.

Sobre ello, el experto de la casa Binoche, Jacques Blazy, señaló que espera los resultados de la investigación en curso “serenamente”, porque las piezas proceden de coleccionistas que las heredaron o las adquirieron de buena fe. “El problema reside en la diferencia de legislación entre los dos países. Francia reconoce el derecho a la propiedad de los coleccionistas, mientras México considera a priori patrimonio suyo todo objeto precolombino procedente de su territorio.

“En tanto no haya acuerdos de país a país, los actores del mercado y los coleccionistas serán víctimas de esa contradicción”, agregó. “Si hubieran sido robados esos lotes, yo sería el primero en advertir a la policía.”

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: